alert icon
Este sitio Web no admite Internet Explorer 8. Por favor, actualice su versión de Internet Explorer o utilice un navegador más actualizado.
Ocultar mensaje hide icon

David E. O'Connor

David E. O’Connor, Vicepresidente, Servicios de Apoyo al Distribuidor

David E. O’Connor

Vicepresidente, Servicios de Apoyo al Distribuidor

Descargar un resumen de la biografía

Cuando era adolescente aprendí mucho acerca del servicio a los clientes mientras trabajaba en un auto lavado. Cada uno era distinto. Algunos eran tranquilos, otros hablaban hasta la saciedad. Algunos se quejaban; otros tenían mucha prisa. En aquel momento, mis conversaciones con clientes de todas las profesiones y condiciones sociales fueron mis primeras lecciones en el arte de la comunicación y la escucha. Mi reto personal era conseguir que todos quedasen satisfechos, aunque algunas situaciones fuesen difíciles.

La especialización en sistemas de información de gestión en la Universidad de Dayton aumentó mi interés por la informática y el trabajo con las personas. Como programador para un minorista de Dayton, codifiqué sistemas de compras y contabilidad. Programando software de seguridad para una empresa de capital riesgo comprendí mejor los ciclos de ventas y fijación de precios. Entendí mejor la realidad de llevar un pequeño negocio y logré una mejor preparación antes de pasar a los servicios financieros. Durante cinco años trabajé en la banca electrónica de Bank One, programando software que permitía a los minoristas autorizar transacciones de cajeros automáticos y de tarjetas de crédito. Una experiencia con la que me aventuré en la industria de la banca y los retos que supone la adquisición de otras instituciones financieras.

Con el tiempo me veía a mí mismo más interesado en el desarrollo y la definición de los requisitos del negocio que en la programación. Y llegó la oportunidad en la consultora Ernst & Young, con un reto nuevo e idóneo para mí. Uno de mis proyectos más grandes en E&Y fue colaborar con KeyCorp en la implementación de una nueva base de datos de información de clientes que servía para mejorar la atención y el servicio. Ese trabajo me enseñó la importancia de la integridad al crear relaciones sólidas e influir sobre las personas. De forma similar a mi experiencia en Bank One, esos años estuvieron marcados por el apoyo de consejeros y compañeros que se preocuparon de verdad por mi carrera.

Cuando empecé a oír hablar de Swagelok, lo que más me llamó la atención fue su orientación al cliente y su integridad. Todo al que me encontré se esforzaba por hacer lo correcto. Recuperé inmediatamente mi experiencia tecnológica, al mismo tiempo que aprovechaba al máximo cada oportunidad de comprender los desafíos que supone un fabricante global. Mis primeros tres puestos fueron en sistemas de información, incluido el de CIO. Pero mi deseo por ayudar a Swagelok a acercarse a los clientes —demostrar la pasión por los clientes— me llevó al nombramiento como vicepresidente de atención al cliente y cadena de suministro. No tenía experiencia en esos puestos tan importantes, por lo que fue una oportunidad de aprender y crecer. Nuestros equipos intentaban siempre escuchar atentamente para entender y servir mejor a los clientes.

En la actualidad soy vicepresidente de servicios de apoyo al distribuidor, una tarea que conecta a distribuidores y a clientes con fábrica. El compromiso de nuestro equipo es escuchar y entender los retos de nuestra red de distribuidores. Bajo el lema Un solo Swagelok, se compartirá el conocimiento y se actuará para conducir la experiencia global del cliente a nuevos y mayores niveles, impulsando nuestras capacidades locales y globales.

Es un honor para mí formar parte de la junta directiva de la American Red Cross, Greater Cleveland Chapter y de la Greater Cleveland Sports Commission.