alert icon
Este sitio Web no admite Internet Explorer 8. Por favor, actualice su versión de Internet Explorer o utilice un navegador más actualizado.
Ocultar mensaje hide icon

David E. Krabill

David E. Krabill, Vicepresidente de Servicios de información y Director general de información

David E. Krabill

Vicepresidente de Servicios de información y Director general de información

Descargar un resumen de la biografía

Los valores que mis padres y mentores me inculcaron mientras crecía—la importancia de trabajar duro... dar siempre lo mejor... desafiarte a ti mismo para dar un paso más... ayudar y animar a los demás—me han guiado hasta hoy.

Mis padres aprovechaban las oportunidades de los trabajos de casa para enseñarnos lecciones de la vida a mis dos hermanos, a mi hermana y a mí. Nuestras responsabilidades eran mantener el jardín, cortar la hierba y otros trabajos domésticos. Incluso formamos con mi padre un equipo de mantenimiento de los jardines de algunas localidades de Columbia Gas—un pequeño negocio complementario que montó él además de trabajar a tiempo total para la empresa. Al mismo tiempo repartía periódicos y mientras estaba en el instituto trabajé en el restaurante de mi madre. Aquellas experiencias tempranas construyeron la base de quien soy hoy.

Cuando vi lo que pagaban mis padres por la residencia en la Universidad de Akron, les convencí para que me avalasen para la compra de una casa cerca del campus, porque tenía cuatro amigos dispuestos a trasladarse y pagar un alquiler. Aquello me enseñó mucho sobre presupuestos, marketing y la comunicación adecuada con muchos tipos distintos de personas.

Durante la universidad también estuve como interno en Swagelok. El ambiente era excepcional y conocí mucha gente muy valiosa. Justo antes de graduarme conseguí un trabajo haciendo entrevistas de selección en recursos humanos de Swagelok. Cuando llevaba un mes en el trabajo, el fundador de Swagelok, Fred Lennon se paró junto a mi mesa. Y me dijo, "Tu trabajo aquí es muy importante, Dave. Eres el primer contacto con personas que quieren trabajar en nuestra empresa, y nuestros empleados son un bien muy importante. Quiero que sepas lo vital que es tu puesto aquí." En aquel momento supe que Swagelok era mi sitio.

A través de mi carrera en Swagelok, he tenido muchas y grandes oportunidades de crecimiento. Uno de los retos más importantes fue liderar el programa Transformación de Sistemas de Negocio (BST, o Business Systems Transformation), en el que rediseñamos los procesos empresariales y combinamos muchos de los sistemas heredados en uno solo. La realización personal que sentí fue tremenda y fue estimulante ver cómo el esfuerzo transformó a los empleados del equipo BST—cómo mejoraron sus habilidades y evolucionaron con el programa. Espero que mi liderazgo ayudase a animar ese crecimiento.

En mi puesto actual, estoy aplicando todas las buenas lecciones aprendidas en el camino. Éstas incluyen asegurar que los procesos puestos en marcha son los correctos, desafiar a los empleados a responsabilizarse de su propio esfuerzo y animarles a mejorar sus habilidades con un enfoque directo al logro de objetivos y siempre a través de las mejores prácticas.

Más de la mitad de lo que hago en Servicios de Información (IS) es asegurar que el negocio tiene los sistemas disponibles. A eso le llamamos "proteger el núcleo", lo que significa que los servidores deben operan eficientemente y que las redes deben estar operativas. Es necesario tener una mentalidad práctica muy estructurada. Pero al mismo tiempo la tecnología evoluciona muy rápidamente; no podemos engañarnos y pensar que esto lo haremos de la misma forma siempre. Es un constante desafío. Por tanto, el proceso es importante, pero para nosotros tiene igual importancia tener una visión de futuro en toda su perspectiva. El camino al éxito son pasos sencillos—concentrarse en los siguientes uno, dos o tres aspectos que nos impulsan en la dirección correcta.

Al final del día me siento muy satisfecho por mi trabajo y por ayudar a los demás a alcanzar sus objetivos personales y profesionales. E intento transmitir los grandes valores que me enseñaron mis padres y mis mentores—a mis colegas, los empleados de Swagelok, a mi familia, y a través de mi esfuerzo como miembro de Youth Opportunities Unlimited y del Boys & Girls Club of Cleveland.